Termitas: cómo eliminar una plaga de este insecto

¿En su casa hay termitas? Cómo eliminar la plaga es la primera pregunta que muchos ciudadanos se hacen. Dentro de las múltiples posibilidades, existen diversas posibilidades y formas de actuación dependiendo de lo extendido que esté el problema. Veamos qué puede suceder y cómo solventar esta vicisitud.

Termitas: cómo eliminar una plaga de forma limpia y rápida

Básicamente se consideran dos opciones cuando aparecen termitas en los muebles y maderas de un hogar. Una es actuar por propia cuenta y riesgo; y otra consiste en optar por contratar un servicio profesional de control y eliminación de plagas.

Si actúa por su cuenta

Puede comprar algún producto fungicida que pueda usar en las galerías que fabrican las termitas para eliminar la plaga. Existen muchos y muy variados que se compran fácilmente en diferentes establecimientos. Ahora bien, ¿son realmente efectivos? Depende. A veces la galería de termitas es tan grande y está tan inaccesible que este método no funciona.

Si cuenta con una empresa especializada

Obviamente, siempre tiene la posibilidad de contar con una empresa especializada en control de plagas. De esta forma se puede poner en marcha un tratamiento de cebos para termitas.

El tratamiento de cebos para acabar con plagas de termitas consiste en el uso de materiales basados en la celulosa. Los mismos se impregnan de algún tipo de producto fungicida para que, una vez atraídas, se puedan eliminar. Pero la actuación es algo más compleja. Veamos.

Casos y análisis

Ahora bien, para acabar de verdad con una plaga como esta, se necesita realizar previamente un completo estudio para analizar las necesidades reales. Y es que, si se hace un tratamiento de cebos, por ejemplo, se podría eliminar una colonia, pero tal vez haya más termitas o colonias, por lo que al resto solo las ahuyentamos, así pues, buscarán otro sitio para alimentarse que, con casi total seguridad, será otro lugar de tu casa u oficina.

¿Qué queremos decir con esto? Muy sencillo. Recordemos que, en el análisis de la situación, no solo hay que trabajar en interiores, también en exteriores, evitando así que las termitas lleguen al espacio desde fuera del edificio.

 

Cómo funciona el tratamiento profesional con cebos

Y es que, para acabar con una plaga de termitas, necesitamos tener una serie de conocimientos que no siempre están al alcance de todos. Ya hemos ido dando algunas pistas, pero hay más que añadir. Veamos.

  • Los cebos primeros que se ponen no deben matar a la termita. ¿Esto te llama la atención? Es normal. Pero, piensa, ¿es mejor acabar con un miembro de la colonia en un momento dado, o ir a por todas en un proceso de medio plazo?
  • ¿Qué pasa con esta clase de cebos? Al estar impregnados por un producto que no mata, pero sí causa alteraciones, hace que la termita, al acceder a su colonia, lo reparta por todo el lugar.
  • Dicho producto afecta directamente al ciclo reproductivo y el crecimiento de la termita.
  • Así pues, una vez se ha introducido el agente patógeno en la colonia, poco a poco va haciendo efecto, por lo que todo el termitero se ve afectado y, pasado un tiempo, termina por desaparecer, y con ello también se va el problema.

Es muy probable que no conociera este sistema para terminar con una plaga de termitas. Es lógico, dado que no es experto en el control de plagas. Pero nosotros sí lo somos. Por eso le invitamos a que, si sufre un problema similar o relacionado, nos contacte hoy mismo, aquí y ahora. Cuanto antes lo haga, antes podremos dar solución a su situación.

¿Qué son las termitas y cuál su tratamiento?

Una amenaza oculta pone en peligro la integridad estructural del Hospital San Martín de Vagueta de Gran Canaria. Las obras para convertir el antiquísimo centro en el nuevo Museo de Bellas Artes manifestaron la urgente necesidad de rehabilitar su cubierta para evitar sobrecargar el armazón. Tras retirar el recubrimiento, se quedó expuesta la estructura portante, compuesta por viguetas de madera y su evidente problema: la presencia de organismos xilófagos y el grado de ataque de estos. Pero, ¿qué son los insectos xilófagos? ¿Por qué constituyen una amenaza?

Los xilófagos son los insectos o plagas que se alimentan de la madera y la celulosa, destruyendo la integridad estructural de este material. En España, las termitas y las carcomas son las plagas de xilófagos que causan la mayoría de los desperfectos en las superficies de madera. Estos parásitos suelen alimentarse de la vegetación (viva o muerta), que se encuentra principalmente bajo tierra. Esto es un grave problema, puesto que pueden empezar a corroer los pilares subterráneos y llegar a destruir la sostenibilidad y la estructura de los negocios y los hogares. 

Tipos de termitas
Infografía sobre las clases de termitas.

 

DAÑOS QUE CAUSAN LOS INSECTOS XILÓFAGOS

Las plagas de insectos xilófagos no son peligrosas para la salud de las personas, pero suponen un alto riesgo para las construcciones, sobre todo aquellas que tienen estructura de madera. Tras alimentarse de las vigas de las viviendas o edificios, provocan que se queden huecas por dentro y pierdan su principal función de sustento. Consecuentemente, la precariedad de la estructura suele provocar el hundimiento del inmueble, por lo que es recomendable usar un tratamiento para las termitas.

Las vigas de madera no son los únicos afectados por estos parásitos. Los xilófagos se alimentan también de carpinterías, muebles y parqués. Es decir, estos insectos ponen en riesgo toda construcción de madera que no haya recibido un tratamiento para las termitas y la carcoma, que acabe con ellas. 

Aunque estos organismos ponen en riesgo los cimientos, suelos y muebles de los inmuebles, no son su único objetivo. En muchos casos, los insectos xifófagos son responsables de la destrucción de colecciones de libros y obras de arte pictóricas en madera, provocando severas pérdidas económicas.

Incluso, los árboles se ven en riesgo a causa de esta amenaza.  Las termitas pueden acabar con la salud de los árboles, alimentándose de sus raíces. Así, suponen otra apremiante amenaza para los campos y los jardines, que sin tratamientos para xilófagos terminan por marchitarse.

Daños por termitas
Esta es una muestra del daño que causan las termitas.

 

¿CÓMO SE PUEDEN DETECTAR LAS TERMITAS Y LA CARCOMA?

Las características para detectar insectos xilófagos en su hogar son muy diversas. Sin embargo, las más comunes suelen ser:

  • Los techos rasos levantados o hundidos, 
  • Existencia de polvo similar al serrín o 
  • Evidencia de pilas de alas de insecto similares a escamas de pez.

Una vez detectada alguna de estas singularidades es recomendable acudir a un experto para que aplique un tratamiento para las termitas. Así, evitará que el problema continúe avanzando y frenará el aumento de los costes de la reparación.

 

¿Y CÓMO SE PUEDEN ELIMINAR LAS TERMITAS?

La mejor solución para minimizar los daños producidos y los costes de reparación por las termitas y la carcoma es la prevención. Evitar que los insectos xilófagos alcancen las superficies de madera es indispensable. Para ello, las inspecciones y los tratamientos regulares disminuyen la probabilidad de aparición de estos insectos y reducen el deterioro que causan. Los técnicos especialistas de Grupo GAM examinan y analizan al detalle sus propiedades, para evitar esta amenaza. 

En caso de padecer una plaga de insectos xilófagos, se requeriría de inmediato un tratamiento para termitas o de carcoma para evitar el aumento de los daños. El método preferente para acabar con las terminas, empleado por nuestro personal, es el sistema de cebos. Además, nuestros expertos realizan un informe detallado, mostrando los daños actuales, las causas y las consecuencias de las plagas, y un análisis preventivo. Aplicar estas medidas en el momento oportuno, pueden evitar que empeore la situación y que aumente el coste de la reparación.